Registros Akáshicos

Registros Akáshicos: ¿Por qué se llaman así?

Registros Akáshicos: «¿Por qué se llaman Registros Akasicos o Akáshicos?» La palabra akáshico proviene de Akasha, que en sánscrito significa la primera sustancia. Se entiende el Akasha como una gran fuente de energía, en su estado básico, del que proviene la vida, antes de ser transformada por los pensamientos y emociones.

El Akasha se encuentra en un plano distinto al nuestro, pero rodeándonos, y cuando accedemos al Akasha, conectamos con su energía. Cuando aumentamos nuestra vibración podemos llegar a percibirlo, ya que su frecuencia de vibración es bastante más elevada que la nuestra.

por-que-se-llaman-registros-akáshicos

Lectura de Registros Akáshicos

Muchos maestros afirman que «Leer los Registos Akáshicos» consiste en una conexión que se realiza desde el corazón con una Conciencia Universal.

Otros, en cambio, explican que La lectura de los Registros Akasicos realmente es un contacto con Seres de Luz de un plano más elevado que el nuestro, con una posterior descodificación de su mensaje de luz. 

Los Seres de Luz se acercaran para darnos sus amorosos mensajes, generalmente en forma de consejos y opiniones. Nunca nos dirán qué es lo que debemos hacer, ya que eso sería interferir en nuestro libre albedrío.

 

 

Los Registros Akáshicos son conocidos también como el Libro de la Vida, ya que es un registro completo de todas las experiencias, pensamientos, sentimientos y acciones que cada una de las encarnaciones del alma llevó a cabo a lo largo de todas sus vidas.

Descodificación del mensaje de luz

Cuando el lector de los registros traslada la información, lo hace junto con la energía del Akasha. Cada lector descodifica la información de una manera diferente.
Cuando el lector de los registros traslada la información, lo hace junto con la energía del Akasha. Cada lector descodifica la información de una manera diferente.
Unos lectores pueden ver imágenes, otros oír los mensajes como si se los estuvieran dictando al oído, otro pueden escribir los mensajes de forma automática, etc.,  y lo que tienen en común, es que todas las formas de conexión movilizan la energía del Akasha. El mensaje que recibe el lector será generalmente diferente a lo que su mente repite todo el día, sin juicio alguno. A todas estas formas de comunicación se llama canalización.
Cuando la persona eleva la vibración, se libera la energía bloqueada, a la vez que se comprende el origen de las circunstancias que están teniendo cabida ahora mismo en nuestra vida. Este procedimiento ocurre poco a poco, porque nuestro cuerpo tiene una frecuencia vibratoria muy baja. Y cada vez que aumentamos nuestra vibración, nos vamos acercando a la realidad, a lo que de verdad somos. Almas de luz en perfecta evolución.