por-que-se-llaman-registros-akáshicos

Guía práctica para aprender a leer tus Registros Akáshicos

Relajación previa: imprescindible para poder leer tus Registros

Aprende a leer tus Registros Akásicos. Para realizar una lectura de Registros Akásicos primero tienes que estar en un estado que sea favorable para ello. Tienes que estar relajado, y por eso es importante que elijas un sitio de tu casa donde puedas dedicarte un tiempo para estar tranquilo y a gusto.

Lo primero que tienes que hacer es una meditación que coloque a nuestro cuerpo, y sobre todo a nuestra mente, lo más distendida y relajada posible. 

Antes de comenzar: preparación del lugar

Puedes crearte un pequeño altar, si así lo deseas, para aumentar la energía del sitio donde estés. Yo lo suelo armar con un mantel blanco, donde coloco una serie de cristales, que se llaman litios, pero tú puedes usar cualquier tipo de cristal, como el cuarzo, o aquellos que más te gusten a ti. Puedes colocar un recipiente con flores frescas, o bien con un poco de agua.

Enciendo unas tres velas y además tengo una lámpara de sal, con lo que consigo una iluminación tenue de la habitación.

Junto a los cristales coloco una serie de estatuillas de maestros ascendidos, arcángeles y ángeles, que más resuenan conmigo. Tú puedes utilizar las figuras que más te gusten. Se trata de colocar las cosas que mas te gusten y te hagan sentir a gusto y protegido. Yo suelo utilizar también cartas de Ángeles de Ingrid Auer, porque me gusta su energía, y hago un círculo protector con ellas. De nuevo, tú puedes utilizar las cartas o imágenes que desees.

 

La finalidad que tiene el construir un altar es aumentar la energía y la vibración del sitio.

 

Enciendo un incienso, además de las velas, y en mi  caso, también utilizo aromaterapia con aceites sagrados egipcios.

Es importante rodearse de los elementos fundamentales de la naturaleza. El agua, las velas, que representan el fuego, el incienso, que simboliza el aire y los cristales, que son  minerales y representan a la tierra.

Realiza la meditación del pilar de luz 

Lo ideal es realizar la meditación sentado, con la columna recta y los pies tocando el suelo. Vas a inspirar profundamente, y te vas a imaginar como de tus pies salen unas ramas de color blanco muy luminosas que van a dirigirse al centro de la Tierra. Luego, te vas a imaginar como sube desde las ramas una luz blanca muy brillante, que te va a recorrer las piernas y va a llegar hasta tu corazón.

Después, te imaginas como desde el corazón va a seguir subiendo esa luz blanca hasta tu cabeza, y desde la coronilla va a formarse un tubo de luz que va a llegar hasta el cielo. Con lo cual, habrás logrado crear una conexión con la tierra y el cielo, una columna hecha de luz, en la cual tú eres el punto medio de anclaje.

Oración para conectar con los Registros Akásicos

Aprende a leer Registros Akásicos: antes de leer la Oración, yo siempre pido protección al Arcángel Miguel. Me imagino como una esfera enorme de luz blanca me cubre por completo, mientras le pido a Miguel que me libere de cualquier tipo de miedo que pueda interferir en mi lectura. El Arcángel Miguel nos protege y si se lo pedimos, puede realizar una limpieza energética del espacio y de nosotros mismos.

Es muy importante sonreír y agradecer antes de comenzar a leer la oración. Al sonreír aumentamos nuestra vibración, ya que la alegría es una emoción que tiene una de las mayores frecuencia de vibración del Universo, y facilitamos así el contacto con nuestros seres luminosos.

Cuando notemos que estamos más tranquilos y relajados, vamos a utilizar una oración que nos va a permitir conectar con nuestros Registros Akásicos.

Pero antes que nada, vamos a apuntar en un cuaderno las preguntas que vamos a querer realizarle a nuestros guías y Seres de Luz. Ésto también lo puedes hacer antes de comenzar la meditación del pilar de luz. Ver Tipos de Preguntas.

Las oraciones que existen para entrar en los Registros son muchas. Cada maestro puede canalizar su propia oración para la lectura.

Oración de Apertura

 

Decir en voz alta una vez.

«Señores de los Registros Akásicos, os pido permiso para conectar con la vibración más alta y perfecta del Akasha. Solicito que me mostréis mi verdad y me ayudéis a obtener las respuestas que necesito, para poder resolver todos mis asuntos, para el bien mío y el de todos los demás involucrados. Soy un alma pura, y como tal, estoy dispuesto a entregaros todo mi amor y respeto, confiando en vuestra infinita sabiduría. Señores, maestros y guías, os pido la entrada a la sala de los Registros Akásicos para recibir vuestros más elevados consejos, y fundirme con la verdad de mi alma. Mis Registros están abiertos. Mis Registros están abiertos. Mis Registros están abiertos.»

Una vez dicha la oración, puedes imaginarte subiendo unas escaleras y entrando en un recinto lleno de luz. Ahí te esperan  tus guías, ángeles y maestros, donde puedes visualizar a todos ellos, y agradecerles su presencia.

Coge el cuaderno y empieza a escribir las respuestas a tus preguntas.

Cuando termines, da las gracias a los Seres de Luz que te han ayudado en el proceso, y despídete con esta frase:

«Señores, maestros y guías, os agradezco vuestra ayuda, y pido que mis Registros Akásicos se cierren de corazón. Mis Registros están ahora cerrados. Mis Registros están ahora cerrados. Mis Registros están ahora cerrados. Amén»

Luego puedes releer tus respuestas. Sabrás por el mensaje amoroso que te han dado, que la energía más elevada se encuentra en él. Y tendrás una sensación de paz y de tranquilidad al acabar las lecturas, que hará que cada vez disfrutes más accediendo a tus Registros Akásicos.

Aprende a leer tus  Registros Akásicos: es cuestión de práctica, y sobre todo, depende de tu intención.

Iniciación en los Registos Akáshicos

En los cursos de Registros Akáshicos, el alumno recibe una iniciación energética que le facilita la posterior conexión con los mismos, ya que se produce una limpieza del canal, que favorece la decodificación del lenguaje de la luz, a la vez que aumenta la vibración energética. Es muy similar a la que pudiera realizarse en otras terapias energéticas que necesitaran de algún tipo de iniciación.

Consiste un una ceremonia l, donde el maestro de Registros llama a los Seres de Luz para que limpien, purifiquen y amplifiquen el canal del alumno, mientras se utilizan una serie de símbolos que se imponen sobre el mismo, para que sea un Canal de Luz.

Lo realmente importante es la intención del maestro para facilitar dicha conexión con el plano del espíritu, y conectar la mente con la Energía Universal en una especie de sintonización. El maestro actuará solamente de guía para que se produzca la iniciación, ya que son los Seres de Luz los que intervienen directamente en la misma.   

En las iniciaciones a distancia la forma varía ligeramente, pero la intención sería la misma: facilitar la conexión del alumno con planos más elevados de consciencia.

Muchos maestros de reiki, terapeutas de otras actividades espirituales, o personas con una frecuencia de vibración elevada, no necesitarían iniciación en Registros Akáshicos y podrían conectar espontáneamente con estos planos elevados de consciencia.

A su vez, en meditaciones profundas también es posible establecer dicha conexión con este plano energético. Siempre va a depender al fin al cabo del grado de canalización que posea la persona. Por lo que no siempre es necesaria una iniciación.  

2 Comentarios

Publica un comentario