el-perdon

El Perdón

El Perdón es una herramienta muy importante para limpiar nuestro karma. Existen multitud de oraciones distintas del Perdón que se encuentran fácilmente en internet, y en libros de espiritualidad, y que tienen la finalidad de aclarar el karma. Más adelante os dejaré una oración del perdón que a mi me funciona bastante bien, especialmente cuando mi intención está directamente enfocada en ello. Pero el perdón es mucho más que eso.

El verdadero perdón es la limpieza energética de nuestro corazón. Estas oraciones funcionan fantásticamente bien, pero nosotros debemos actuar en conciencia y no limitarnos a repetirlas como si nada. Lo más importante es la intención.

Debido a que nos aferramos a sentimientos de ira, rencor, dolor, bloqueamos nuestra energía y, por lo tanto, dejamos de vivir en paz. Por lo que es fundamental liberar el dolor y observar lo que hemos aprendido de la situación que nos lo ha generado.

La repetición de ciertos patrones de comportamiento nos dificulta evolucionar en nuestro aprendizaje y cumplir con nuestro propósito de vida. Pero hasta que no entendemos el para qué no podremos pasar al siguiente nivel de aprendizaje. Estaremos experimentando siempre las mismas situaciones hasta que logremos aprender lo que hemos venido a aprender, valga la redundancia.  

¿Qué tipo de circunstancias estoy atrayendo?

En el Universo existen solamente dos tipos de energía: el amor y el miedo. Y cada una tiene un tipo de frecuencia vibratoria asociada. La energía del amor se expresa con las emociones de la alegría, la bondad, el cariño, la solidaridad, entre otras, y la energía del miedo engloba todas las emociones de angustia, tristeza, rencor, ira, envidia, celos, etc. Las emociones que proviene del amor tiene una frecuencia de vibración muy alta, y las que proviene del miedo tiene una frecuencia de vibración muy baja. 

Atraemos cada acontecimiento y a cada persona que aparece en nuestra vida, simplemente por la frecuencia vibratoria que emitimos. Atraemos lo que es similar a nosotros energéticamente. Las emociones como la depresión, la tristeza, el rencor, los miedos, etc, vibran en nosotros con una frecuencia energética muy baja.

Mientras que el amor, la bondad, la alegría, la generosidad, transmiten una energía de frecuencia muy elevada. Y por lo tanto, si nosotros conseguimos vibrar en dicha frecuencia, las situaciones que viviremos tendrán una frecuencia energética similar. Por lo que es posible saber cómo estás vibrando dependiendo de las situaciones que estés atravesando, y por las personas que actualmente están en tu vida.

Pero hay que entender que las personas que entran en nuestra vida lo hacen por una razón. Especialmente aquellas que nos van a generar algún tipo de emoción, proveniente del amor o del miedo.  

Dependiendo de nuestra vibración atraeremos a ciertas personas y situaciones, pero que siempre son necesarias para realizar el aprendizaje que necesitamos para avanzar en nuestro camino espiritual. 

En el caso del perdón, cuando uno de nuestros propósitos de la vida es aprender a perdonar, está claro que vamos a atraer a aquellas personas a las que tengamos que perdonar. Puede ser un familiar, un amigo, tu pareja o tu jefe. Son almas que antes de encarnar se ofrecen para representar estos papeles tan difíciles que suscitan situaciones poco agradables, pero que si no sucedieran, no podríamos aprender a perdonar. 

¿En qué consiste el Perdón?

El perdón consiste en liberar la energía del dolor que te provocó una persona o una situación y aprender de aquello que has vivido, quedándote solamente con la enseñanza, y erradicando cualquier emoción de rabia, remordimiento o ganas de vengarte. En definitiva, hay que eliminar todas las emociones que provienen del miedo, porque no nos ayudan en nuestro crecimiento espiritual, ni a nosotros mismos.

También es importante perdonarse a uno mismo. Los sentimientos de culpa o remordimiento nos hacen vibrar muy bajo, y no nos ayudan en nuestra evolución, ya que aquello que nos hicimos en el pasado es imposible cambiarlo en el tiempo presente.

Hay que aprender de aquello y preguntarnos si volveríamos a actuar así si nos sucediera algo parecido hoy mismo. Si la respuesta es no, habríamos realizado el aprendizaje.

La Ley del Espejo

El Universo funciona como un espejo, y te muestra tu propio reflejo, atrayendo lo que es similar a ti, o justamente lo contrario. En cualquiera de las dos formas, se trata de una nueva oportunidad para superar un aprendizaje.

Albergamos creencias que nos limitan, y que muchas veces no tenemos consciencia de ellas. Si tienes la creencia de que no eres lo suficientemente bueno y que no mereces amor, atraerás a personas y a situaciones que te harán de espejo.

Si te respetas poco a ti mismo, atraerás a personas que tampoco lo harán. Si una persona atrae siempre al mismo tipo de persona, es que sigue emitiendo el mismo tipo de energía. Si tienes pensamientos negativos, vas a atraer a circunstancias y a personas negativas.

Los personas que están en tu vida están interpretando un papel para que despiertes. Te están dando la oportunidad para que te observes en un espejo y cambies lo que tengas que cambiar. Es inútil intentar cambiar a las personas que están haciendo de espejo, porque lo que tienes que cambiar es tu interior. Te muestran aspectos de ti con los que no estás a gusto. De la misma manera, cuando te gusta una persona, está reflejando esa parte de ti que también te gusta.

Todas las personas que están en nuestra vida tienen un propósito. Todas son maestros. Unos nos ayudarán en nuestro camino, aportándonos confianza, cariño y guía amorosa, y otros nos harán enfrentar a nuestros temores más ocultos para que finalmente los liberemos.  

Libera las emociones

Es el momento de cambiar tus sentimientos y empezar a vivir la vida que quieres. El perdón es una excelente manera de hacerlo. Borra de tu corazón cualquier sentimiento de rencor y sustitúyelo por otro de amor.

Podemos encontrar múltiples razones para aferrarnos a la ira y al rencor, mientras nos preguntamos si debemos perdonar o no. Ahora que sabes que un ser luminoso vibra en tu interior, que es inmortal y perfecto, puedes perdonarte a ti y a todas las almas que son tus grandes maestros,  y que te ayudan a crecer, liberando el karma y empezando a atraer hacia ti todo aquello que te mereces.

La persona espiritual siente el dolor y lo libera, enfocándose en el aprendizaje que aquella situación le reporta. Intenta no culpar a nadie, y agradece por una nueva oportunidad de descubrir qué es aquello que debe aprender de sí mismo.    

Perdonar es pensar en esa persona o situación que te generó malestar pero sin volver a experimentar ninguna emoción de baja vibración. Esto no quiere decir que nos tenga que parecer bien lo que nos han hecho, si no que hay que lograr entender que quizás todo esto tenía un motivo que en su momento no hemos logrado reconocer.  Tampoco es necesario volver a ver a esa persona o que nos parezca bien lo vivido. Pero entendiendo que en esta vida, todo tiene un motivo. 

La persona espiritual no intenta cambiar a los demás, si no cambiar aquello dentro de si mismo que le está generando malestar, porque sabe que su mundo externo es el reflejo de su mundo interno. 

Los registros akáshicos pueden servirte para ello, porque nuestros guías son capaces de ofrecernos mucha claridad y una visión o perspectiva más amplia, que quizás nosotros no tenemos. 

Oración del Perdón

Esta oración es recomendable leerla cuando estás dentro de la sesión de registros akáshicos, mientras les pides a tus Seres de Luz que te ayuden a limpiar todas las emociones negativas que puedas tener dentro. Sirve para limpiar o liberar la energía bloqueada que pudo haberse quedado estancada en nosotros en el pasado, en la infancia o en otra vida. No es necesario saber desde cuándo, sólo hay que tener la intención de liberarla.

Si la repites fuera de tus Registros, yo recomiendo que te enciendas al menos una vela para aumentar la vibración del sitio donde estés, y hagas antes unas cuantas respiraciones profundas abdominales.

Yo hago una respiración que se basa en inspirar, mientras cuento mentalmente 3 segundos, luego aguanto el aire otros 3 segundos, espiro contando mentalmente 3 segundos, y aguanto otros 3 segundos y comienzo el ciclo de nuevo. Hago un total de 4 a 7 respiraciones profundas, hasta que me noto relajado.

Cuando estés más tranquilo, puedes imaginarte como un gran pilar de luz blanca sale desde tus pies hacia el centro de la tierra, y desde tu chakra corona hacia el infinito de las estrellas. Esto ayuda mucho a conectarnos con el cielo y con la tierra.   

Con decir la oración solamente una vez puede bastar, pero puedes repetirla las veces que quieras. Lo más importante, más que la oración, es la intención de sanar y liberarte de las emociones negativas de no haber perdonado. Es más una contraseña que le haces al Creador, Divinidad, Fuente o Dios, para que te ayude a transmutar y liberar las energías, junto a tus Seres de Luminosos de Luz. 

Repite en voz alta:

«Oh Creador y Seres de Luz que me acompañáis, os pido que me ayudéis a perdonar a todas las personas, situaciones y acciones que han podido dañarme a lo largo de mi camino.Yo perdono a todas las personas que me han dañado de forma consciente o inconsciente, en todas las direcciones del tiempo. Libero la energía del dolor por no haber sabido perdonar, y ahora lo perdono todo.

Yo me perdono por haberme dañado de manera consciente o inconsciente a mi mismo, en todas las direcciones del tiempo. Libero la energía del dolor por no haber sabido perdonar, y lo perdono todo.

Yo me perdono por cualquier daño que haya podido cometer hacia otros, de forma consciente o inconsciente, en todas las direcciones del tiempo. Libero las energías del dolor por no haber sabido perdonar, y el dolor de las personas sobre las que pude haber actuado, y lo perdono todo.

Oh Creador y Seres de Luz, llenadme de vuestra energía más pura, y que sólo la energía del amor se halle en mi corazón.»     

Escribir una carta

Para liberar las emociones y desbloquear las energías estancadas existen diferentes formas de hacerlo. Una muy habitual consiste en escribir una carta. Si hay alguien que te ha generado un dolor, una buena forma de liberarlo es escribiéndole una carta.

Enciende una vela blanca, violeta o azul y coge una hoja y un boli. Pídele ayuda a tus guías, seres de luz, o al Arcángel Miguel, que es el Arcángel que te ayuda a liberar los miedos.

Puedes empezar escribiendo el nombre de la persona, y agradecerle el haber aparecido en tu vida y convertirse en tu maestro. Luego enumeras todas las cosas buenas que ha hecho por ti. Una vez has puesto todo lo que te ha aportado de positivo, empiezas a escribir aquello que te ha generado malestar o que no te ha gustado, siendo lo más específico posible.

Se trata de liberar toda la energía bloqueada que tengas dentro, escribiendo.

Si te pones a llorar, o te notas enfadado, está bien. No se trata de reprimir las emociones, si no de liberarlas. Tienes que tener la intención de liberar el dolor, la rabia, el resentimiento, o la energía que tengas cuando piensas en aquella persona, tu maestro particular de ese miedo al que debes hacerle frente.  

Una vez termines de escribir, le das las gracias nuevamente a esa persona y escribes que le perdonas, y que te perdonas también a ti mismo por aquello que hayas podido hacer contra esa persona y contra ti mismo, y que te liberas de la emoción que sientes con respecto a ella y a ti mismo. Y le deseas tanto a la persona como a ti el máximo bien. Te puedes imaginar como tu alma y su alma os fundís en un abrazo.

Una vez acabada la carta, puedes hacer varias cosas con ella. Lo que te recomiendo y que yo hago, es quemar la carta, y echar las cenizas por el lavabo. El fuego y el agua son grandes purificadores y transmutadores. 

Si notas que sigues pensando en la persona y te genera una emoción negativa, puedes repetir el proceso varias veces hasta que cada vez que pienses en ella te vaya provocando menos angustia y llegue el momento en que sólo te quede gratitud por el aprendizaje realizado.  

Este procedimiento lo puedes hacer tanto para una situación como con una persona. Imagínate que le estás hablando a esa situación o a esa persona, y tu intención es liberar esa energía estancada. 

6 Comentarios
  • Teresa Belinda Matus Hernández
    Posted at 17:03h, 02 diciembre Responder

    Infinitas gracias, esta valiosa información ha llegado a mí, en el momento preciso e iniciar el proceso para sanar mi Alma. Bendiciones

    • Nav Charan
      Posted at 14:54h, 03 diciembre Responder

      Hola Teresa, me alegro que te haya ayudado. Un saludo.

  • Anais
    Posted at 05:08h, 25 febrero Responder

    He tendio varias «crisis» es así como le digo.
    Hace poco me sucedieron tres cosas en una sola noche estaba en mi cama y sentí claramente que me estaban tirando algo blanco como una almohadilla, estaba con mi esposo y lo mire porque pareciera como si en verdad lo hubiera hecho, luego mas rato estaba con mi brazo en la frente y se me prendió como un flash de cámara por el costado de mi vista y le volví a decir a mis esposo y me dijo pero estas bien?
    Y si estaba bien, luego al dormir soñé con un tío fallecido solo me miró y sin hablar, al otro día le conte a su hija y me digo que ella no puede soñar con él hasta ahora y luego me dijo que ese día cumplia 7 meses de fallecido.
    Creo que le me quizo decir algo porque ni siquiera he pensado en él como para soñar lo nose me pasan varias cosas que aveces me. Da temor quisiera ayuda y saber si en realidad tengo algún don porque siento temor. Gracias espero me ayuden bendiciones.

    • Nav Charan
      Posted at 11:08h, 25 febrero Responder

      Buenos dias Anais. En cuanto pueda te contesto a tu mail. Un saludo y hasta pronto!

  • VANIA
    Posted at 22:27h, 17 mayo Responder

    Creo que cada cosa te llega cuando lo necesitas, y encontrar este post, fue respuestas y paz, muchas gracias

    • Nav Charan
      Posted at 16:17h, 18 mayo Responder

      Hola Vania, me alegro mucho ¡Bendiciones!

Publica un comentario